8 HERTZIOS

Rainer8H BN_ (3)
Foto de Carmen Hache

Llegué a España en el 2006 con dos proyectos en el corazón: el primero, montar con mi mujer una pequeña academia de música e idiomas en un pueblo de la Alcarria, y el segundo, encontrar a músicos dispuestos a montar y tocar conmigo un repertorio de composiciones propias. La academia, naturalmente, solo aguantaba dos años. El grupo, sin embargo, tenía más éxito. El primer músico que conocí fue el bajista eléctrico Marco Herreros. Desde el principio me han fascinado su sonido dulce y elegante en el bajo fretless, su sentido melódico y su groove. Marco estaba muy convencido de nuestro trabajo y me ayudó en muchos aspectos. Se juntaron al grupo Javier Santiago (percusión), José “Pato” Martín (batería) y Joserra Zamora (saxo, flauta) y empezamos a tocar en las salas madrileñas. Marco me presentó al guitarrista y productor Josete Ordóñez, y en el 2008 empezamos a grabar nuestro primer disco en el estudio Zip Sound de Luca Germini. Tuve la suerte de poder contar con colaboraciones musicales de mucho nivel: Aleix Tobias, Diego Galáz, Daniele di Bonaventura y Chris Kase dejaron sus huellas en mis temas, y Josete y Luca pulieron sonido y arreglos. El producto final, titulado “Guadiela” (un río afluyente del Tajo que pasa por la Alcarria), se presentó en 2009 en el ciclo de jazz del Círculo de Bellas Artes de Madrid, y después en varios festivales y teatros en España y Alemania. Los nuevos fichajes de 8 Hertzios para estos conciertos eran Manuel de Lucena (batería), Luis Caruana (bandoneón) y Chris Kase (trompeta). De los antiguos miembros, solo quedó Marco. Luis decidió volver a su tierra argentina y Mariano Díaz (piano) entró por él.
La situación económica en España durante estos años me obligó a reducir el formato del grupo para conseguir conciertos. Cuando Manuel de Lucena se marchó en el 2011, decidí darle un descanso al proyecto 8 Hz y empecé a buscar nuevas inspiraciones.
Un año después nacieron el nuevo trío, Solano, con Marco Herreros y Jesús Mañeru (percusión), y un dúo con Chris Kase.