TARACEA/SOLANO

Taracea, con Belén Nieto y Miguel Rodrigáñez. Foto Pablo Neustadt

 

Cuando uno vive en un pueblo como El Escorial, el pasado lo tiene muy presente. Quizás sea esa la razón por la que hay tantos músicos por aquí que se dedican a la Música Antigua. Poco después de haberme mudado a El Escorial me inscribí en el conservatorio -que está a pocos metros del monasterio, en las antiguas casas del servicio- para estudiar vihuela y otros instrumentos antiguos de cuerda pulsada con el maestro Ramiro Morales. También empecé a cantar en un coro dedicado a la polifonía renacentista. En la práctica de estas músicas encontré mucha similitud con la libertad del jazz y de otras músicas populares: formatos y arreglos flexibles, variación e improvisación sobre melodías y un bajo continuo que permite una amplia interpretación armónica.

solano_live
Solano en directo con Jesús Mañeru y Miguel Rodrigáñez, 2013

 

En cuanto estuve familiarizado con el nuevo instrumento me entraron ganas de integrar algunas piezas de mi nuevo repertorio en un entorno sonoro no histórico, y junto a mis compañeros del trío Solano, el percusionista Jesús Mañeru y el contrabajista Miguel Rodrigáñez, emprendí un viaje muy estimulante a tierra de nadie. Inmediatamente nos sorprendimos de lo orgánico del resultado, sin artificiosidad y lleno de posibilidades. Durante una temporada tocamos en nuestros conciertos una combinación de composiciones propias y arreglos de música antigua, lo que se refleja en el disco Viento adentro, editado por Youkali Music en enero de 2014. Por cierto, en un tema del disco participa con el saxo soprano Andreas Prittwitz, gran pionero y referente en la fusión de Música Antigua y Jazz. El otro invitado es el gran trompetista de jazz Chris Kase, que ya colaboró en mi álbum “Guadiela” en 2009.

Comienza en 2018 una nueva etapa, en la que nos centraremos exclusivamente en los arreglos de músicas antiguas y tradicionales. El nombre del proyecto ha cambiado a Taracea, y del formato de Solano solo se ha quedado Miguel Rodrigáñez. En busqueda de un sonido más “de cámara”,  encontré a la flautista Belén Nieto. Belén es especialista en Música Antigua con mente de exploradora – desde el primer momento le gustaban nuestros experimentos y tiene mucho interés en los sonidos contemporáneos y en la improvisación.  En Taracea, usa diferentes flautas de pico y el traverso. El repertorio del nuevo trío se basa en música europea del renacimiento y barroco temprano. Estamos haciendo arreglos de polifonío vocal, de bailes, de canciones y de temas originales para vihuela y láud, con muchos espacios abiertos para la improvisación y con ganas de transportar estas joyas antiguas al siglo XXI.